19/2/10

Cristina está podrida!!!

No notaron que hay un cambio de formas en las últimas cinco o seis veces que habló en público la presidenta Cristina Fernandez?
Desde que arrancó con el tema de la carne de cerdo afrodisíaca es como que está más relajada, más de entre casa, más cerca. En ese momento dijo “El anterior fin de semana, cuando estuvimos en El Calafate, nos comimos un cerdito a la parrilla riquísimo, al aire libre. No sólo me comí la carne, sino también el cuerito crocante. Impresionante. ¡Y anduvo todo muy bien el fin de semana, así que puede ser que tengan razón!”
Hace bromas, se permite ciertas "humanidades" que me parece que no se permitía. Creo que le hace bien. Es de mejor llegada. “No le vamos a aflojar ni un tranco de pollo” es mucho mejor que si hubiera dicho: “a quienes concentran el poder económico y se oponen a políticas de carácter distributivas es importante hacerles saber que nuestro proyecto de país no está dispuesto a poner en marcha medidas regresivas”.

Hoy (viernes 19) al mediodía se expresó con términos como “tanada” (para referirse a la polenta que Julio De Vido le puso a la explicación de una apertura de licitaciones) y a “gallegada” cuando expresó que por momentos ella también se enciende y le da bronca e indignación el ataque permanente de los grupos mediáticos concentrados.

También se ha permitido algún tipo de figura poética o abstracta cuando se refirió a que también había que comer carne de pollo (además de la de cerdo) “Comer carne de pollo es bueno para la salud y mejora la silueta y a lo mejor también nos dá el vuelo que necesitamos para pensar en un país mejor”.

También se ha dado el permiso de salirse un poco de las casillas y dejar fluir la bronca natural que debe dar que un periodista del multimedio Clarín le preguntó en conferencia de prensa sobre el patrimonio de ella y de Néstor y ella respondió, pero además agregó con mucha determinación y visiblemente emocionada que ellos podían mostrar bien quienes eran, que tenían, y quienes eran ellos y quienes sus hijos y que nunca habían recibido nada de la dictadura como alguno directivos de ese medio.

Creo que es muy positivo ese cambio de postura dialéctica. Reconozcamos que Cristina es muy fina (digo bien formada, preparada y obsesiva en cuanto a la dialéctica), pero que a veces suena como muy monona, muy cheta. A mi no me disgusta pero hay gente a la que le cae mal esa forma de expresarse. Por este camino va mejor.

Cristina, que siempre ha tenido que demostrar el doble o el triple que cualquiera, (los poderosos nunca le pidieron exámenes a Menem) es como que está podrida de que la critiquen y mientan y difamen y le digan yegua hija de puta. Por eso, me parece que ha concluido que diga lo que diga, hable intelectualmente o no le van a pegar. Porque el fondo es otro. Los que concentran el verdadero poder y no quieren perder los privilegios de un sector inmensamente rico y egoísta, saben claramente que hablando como una cheta o como ama de casa, va por más.

4 comentarios:

Martín (Latino) dijo...

A mi siempre lo de las formas me pareció tonto, básicamente una excusa (de hecho, a Cristina le han pegado hablando de una forma y de otra, vale decir que le pegan por ser ella y no por como habla). Creo que no debe preocuparnos eso, está bien que use un lenguaje mas "popular" si lo considera mas adecuado o se siente mejor así.
Creo que hay dos cosas que sí son malas: la primera, que entre en el juego del grupo Clarín. La presidenta tiene que estar entre algodones. Hay funcionarios y hombres y mujeres del oficialismo que pueden "poner el cuerpo" para la ocasión sin sacrificarse a la presidenta. La segunda, creo que a veces dice cosas contraproducentes. No son cosas graves, ni horrores, pero sí son errores que le vienen bien a la prensa canalla. Me da la sensación de que está enojada. Este tono un poco mas hogareño creo que lo delata, y sus ironías sobre Clarín o el periodismo, mucho mas. No le voy a decir a Cris como hablar porque no tengo con que, pero viéndolo desde afuera, creo que sería mejor que fuese mas sutil o cuidadosa con algunas afirmaciones. El lenguaje es lo de menos.
¡Saludos!

Anónimo dijo...

Yo pienso lo mismo, diga lo que diga la van a criticar. Entonces dice lo que quiere sin miramientos, AL QUE LE GUSTE BIEN Y AL QUE NO TAMBIEN.

Anónimo dijo...

Yo estoy de acuerdo, me encanta esta Cristina, mas de casa, mas humana, no tan catedrática, e incluso la he visto en una foto de las tantas que hay, que lo mira a su marido con una ternura infinita, y no creo que lo haga con un fin ganancioso, creo que se muestra mas humana, mas sencible, pero a mi me encanta porque cada vez que habla da cátedra, y ojo yo soy Universitaria, pero lo tengo admiración, desde que nací nunca hubo un gobernante con semejante actitud y fortaleza, adelante Cristina y eso que nunca fui justicialista o peronista, lejos la mejor política del país en los úñtimos 50 años.

Claudia congreso dijo...

Apoyo este cambio de la presidenta . Lamentablemente no sé si la pasan por los canales abiertos a estos discursos. A un cierto sector les cae mal por "grasa" y no por "cheta". En relidad haga lo que haga a los de clase media acomodada (que en la CABA son muchísimos) no hay nada que pueda hacer que les caiga a la medida. saludos.