8/11/11

¿Vos desde donde hablas?

Facebook es bastante parecido a la vida real. Hay de todo. En particular Argentina ostenta una cifra poco despreciable de 17 millones de cuentas, de las cuales 12 y medio se mueven de manera diaria. En ese mundo virtual se expresan, comunican, amenazan, discuten y polemizan mujeres, hombres y niños de distinta idiosincrasia, clase y pertenencia ideológica. Y ahí va. Con un atenuante a favor. La red social pareciera tener un elixir que desinhibe a quien opina o comunica algo.

Días pasados, en ocasión de un post que escribí en el blog (y que de manera automática se postea en Twitter y Facebook) una señora, o señorita comenta en contra de mi opinión. Hasta acá todo bien. Cada uno puede tener una opinión distinta de un mismo hecho. El problema es que remata su comentario con un “y bue tenia q hacer algo y se dedico a hacer una nota, le pagaran para eso”. Entonces, harto del argumento vuelo corto de que me pagan por escribir o tener convicciones o pensar como pienso, la mande a la mierda y le recomendé que jugara a la play station un ratito. Claro… se enojó la señora o señorita.

La historia es simple. Yo soy muy identificable ideológicamente. Todos los que leen este blog pueden ver claramente desde que lugar hablo. Es como dice mi amigo El Rapa. “Yo antes de empezar a hablar siempre digo que soy Peronista”. O sea, cualquiera que me lee tiene la gran ventaja de saber que yo opino en el sentido que lo hago porque estoy identificado ideológicamente con tal o cual cosa. En cambio, los muchos anónimos que comentan en el blog o en las redes sociales, tienen esa ventaja del guardarse su lugar de pertenencia. Es decir, hoy pueden criticar a Riquelme, por caso, y mañana transformarse en el presidente del Club de fans del jugador. Total…. Son anónimos. Son etéreos, no tienen pertenencia. Así es más fácil.

También es necesario puntualizar algo que es muy importante. A mí no me paga nadie. Ojalá pudiera cobrar algo por expresar mis ideas!!! Pero no. Tengo muy malas noticias. No cobro un mango. Pero si cobrara, ponele… ponele que manoteara algo, alguito… (Que mal no me vendría), la pregunta que habría que hacerse es la que hace rato hizo mi amigo Gerardo Fernández y todavía nadie le pudo contestar. “Ponele que a mí me pagan…. ¿ahora, quien le paga a los casi 1100 lectores que todos los días entran al blog?

6 comentarios:

Casta Diva dijo...

Excelente. También se podría decir que los anónimos que comentan siempre lo mismo y con idénticas palabras son empleados de Souto, el dueño de la empresa La S contratada por Magnetto. Y de esto último hay pruebas. Sin embargo, sería injusto decir esto de todos los que piensan distinto.
Hoy, en la jornada de perfeccionamiento docente, una de las profesoras puso a la misma altura TN con 678, pero terminó reconociendo que, al menos este último, hacía explícita su postura. En el caso de los blogs, Facebook y demás, sucede algo similar.
En el cara a cara se puede disentir pero también es más fácil consensuar, hoy sucedió eso en una jornada que había empezado como un episodio de Thelma y Nancy.

Gustavo Ibarra dijo...

"Facebook es bastante parecido a la vida real."
Y que otra se puede esperar, es una red de personas conectadas por redes digitales :-)

Con 1100 "lectores" por día, deberías estas analizando la posibilidad de intentar monetizar este blog. Digo!

Anónimo dijo...

Video -->> http://twitvid.com/OCDRM - La verdad de Junín - Omar Bello - "La mayor carga de drogas estaba en la casa del primo de Meoni"

Por dijo...

Video -->> http://twitvid.com/OCDRM - La verdad de Junín - Omar Bello - "La mayor carga de drogas estaba en la casa del primo de Meoni"

GUSTAVO ROMANS dijo...

está monetizado ibarra. no se preocupe. hace como 6 meses cobre la suntuosa suma de 192 dólares, luego de 12 meses de click de los lectores. Es para hacerse millonario.

Gustavo Ibarra dijo...

los adwords de google -"el click"- es lo de menos. solo le cierra a google.creo que tu potencia va por otro lado.en fin!.saludos!