22/11/11

Javier Gabrielli: “Acariciando lo áspero”

El disco “Acariciando lo áspero” de Divididos fue editado en el año 1999 y es uno de los más importantes del trío. El tema “Sábado” tiene una letra que comienza con el siguiente verso: “No eran más de seis y uno dijo ya”. Luego la letra deriva en otro eje poético distinto al tema político que quiero tocar en este post. Sin embargo, el título del disco (“Acariciando lo áspero”) y ese primer verso son una descripción exacta de los sucesos alrededor de la salida del municipio del Secretario General y de Seguridad Damián Itoiz.

Porque “no son más de seis” las personas que conforman el círculo íntimo del Intendente, y fue uno de ellos el que dijo “ya” para que el Cobista Meoni tomara esta decisión tan importante, que obviamente acordó con Itoiz.

Por otro lado, ese cargo que deja Itoiz es uno de los lugares más “ásperos” de la gestión. Un lugar donde quien lo ocupa necesita rasparse, friccionar y discutir mucho con varios actores diferentes. En ese cargo se necesita mucha política, algo que Itoiz supo manejar bien haciendo del bombero que apagó cada foco que amenazó con incendiar al Intendente. Cada fomentista, dirigente político opositor, sindicalista, integrante de organización social o miembro de alguna entidad, reconoce en Itoiz, más allá de las diferencias políticas y personales, un hombre de dialogo. Durante casi ocho años, Damián Itoiz, fue como un Carlos Corach, (¿se acuerdan?... cada mañana en la puerta de su casa atendía a la prensa, marcaba la agenda y desarticulaba los conflictos para que Menem tuviera allanado el terreno.)

Con las diferencias del caso, Itoiz, fue clave en la gestión de Meoni los primeros cuatro años y luego, en épocas de Cobismo al palo, Meoni se pasaba toda la semana en Buenos Aires y era Itoiz el Intendente real. Desde la caída estrepitosa de Cobos y el repliegue de Meoni a la ciudad, la mesa chica del Intendente se fue cerrando y el Secretario General fue quedando afuera, hasta el punto de no tener casi poder en los últimos meses. Por supuesto que Itoiz debe estar flojo de papeles en algún lado. Pero también es obvio que conoce cada secreto de Meoni como nadie. Por eso logró un buen acuerdo para su salida del municipio.

La Tercera es la vencidaDos veces estuvo el Secretario General por dejar su cargo anteriormente y las dos veces fue el propio Meoni quien no se lo permitió. Ya sea por la necesidad de seguir teniendo un cuadro político a manera de armadura o por cercenar su crecimiento político en algún cargo de la Legislatura Provincial. “El que dijo ya”, cada vez que se vislumbraba la posibilidad de que ese cargo quedara libre “acariciaba lo áspero”.

En los últimos días circuló muy fuerte la versión de que el Concejal Electo Mauricio Mansilla sería el reemplazante de Itoiz. La versión es equivocada. La actividad periodística de Mansilla sería prioridad y es imposible que un Secretario General abandone la ciudad los miércoles por la noche para retomar sus funciones los lunes al mediodía. Además los ingresos y su crecimiento profesional en el rubro son fundamentales para el oriundo de Agustín Roca. En los pasillos del Palacio Municipal hablan de que sería Javier Gabrielli (Secretario de Prensa y el hombre más influyente sobre Meoni) quien finalmente, luego de ”acariciar” durante mucho tiempo ese deseo, ocuparía el puesto que deja Itoiz.

Los rumores dentro del gobierno local son tan fuertes, que muchos funcionarios están desorientados. Ayer un colaborador importante de una Secretaría del Municipio me decía “Si se va Damián, estamos en el horno. Mario no atiende a nadie, le filtra todo Gabrielli”. Otro empleado municipal me aseguró que desde que Itoiz anunció su salida, el teléfono no para de sonar. “Todos lo llaman, de acá, de Buenos Aires, de La Plata, los concejales, los sindicalistas, los peronistas, los radicales… todos… ”

El perfil de Javier Gabrielli es totalmente distinto al de Damián Itoiz. No solo no es un cuadro político, sino que además es un funcionario resistido por sus pares, por su estilo irónico y despreocupado.
Mientras tanto Damián Itoiz ocupará un lugar muy importante en la Empresa Grupo Junín donde podrá llevar a cabo gestiones que, en la campaña de Meoni, fueron plateadas como principales ejes de los próximos cuatro años. La administración y entrega de tierras, la ampliación de la red de gas y el crecimiento del tendido telefónico y de banda ancha. Una buena plataforma de lanzamiento para una potencial candidatura de legislador en 2013 o Intendente en 2015.

Un encuestador foráneo me contó que cuando Meoni decidía candidaturas para las últimas elecciones, se sorprendió al ver que Itoiz tenía, no solo aceptables niveles de conocimiento en el electorado, sino también una imagen positiva que nadie esperaba. Incluso mejor posicionado que quienes terminaron yendo de candidatos.
Si en el 2015 Itoiz decidiera postularse de candidato a Intendente debería acordar o ir a internas con el candidato de Meoni, (que bien podría ser Gabrielli si le va bien como Secretario General), pero para eso falta mucho, aunque algunos ya, apuestan a que no habría acuerdo.