30/11/11

Al campo no hay ... una que le venga bien.

Ayer se anunció que se liberarían 2,7 millones de Tn. de Trigo , pero el campo mantiene sus reclamos. El valor estimado de esta liberación es de 540 millones de dólares, y desde la cartera de Agricultura destacaron que la cosecha de este año "será nuevamente récord".

Con esa cifra, en el año hubo disponibilidad para exportar un total de 11,1 millones de ese cereal. El Gobierno aseguró que evaluará stoks trimestralmente para decidir nueva liberaciones. Desde el campo dicen que es insuficiente y piden apertura total.
Lo anunciaron en conferencia de prensa los ministros de Economía, Amado Boudou, de Agricultura, Julián Domínguez, y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, en el Palacio de Hacienda.

Los funcionarios anunciaron también que el Gobierno chequeará trimestralmente el stock de trigo de los productores y en función de eso se ampliará la apertura de los cupos exportables, manteniendo siempre la previsión de 6,5 millones de toneladas para el abastecimiento del consumo interno.

Con la apertura anunciada ayer, la cantidad de toneladas de trigo que fueron habilitadas este año para la exportación suman 11,1 millones, ya que anteriormente se había permitido la venta al exterior de 8,4 millones de toneladas, según precisó Domínguez.

El titular de Agricultura señaló que si se agregan a los 11,1 millones de toneladas los 6,5 millones reservados para el consumo interno, el total asciende a 17,6 millones de toneladas, una "cifra récord" que se logra "después de que mucho se habló sobre la campaña de este año".

El secretario de Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), Alberto Larrañaga, lamentó que "a pesar de que el Gobierno ya tenía hace tiempo datos fehacientes de los saldos exportables, recién se otorgan ahora cupos que llegan demasiado tarde, después de haber causado un daño enorme al país y a los productores".



El dirigente agrario planteó que "hay que terminar con el sistema de cupos, abrir las exportaciones y avanzar con un cronograma para la reducción gradual de las retenciones, indispensable en medio de la caída de los precios internacionales".

En cuanto a la cosecha 2010/2011, el titular de Agricultura destacó que "este ciclo fue, junto con el de 2004/2005, el más importantes de la década", a la vez que reiteró su pedido a los productores para que declaren ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) lo que tienen sembrado.