30/6/10

EL ELEFANTE INTERIOR DE MARCELA Y FELIPE

Algunas veces he oído en distintas versiones la "Fábula del Elefante" que pueden leerla completa aquí si no la saben todavía.
En general cuenta la causa que provoca que semejante bestia gigante no arranque de un tirón la estaca que lo mantiene prisionero de su apropiador, de su dueño, de su patrón. De pequeño luchó contra esa estaca, pero sus habilidades y fortalezas no eran superiores como para arrancarla. Con el tiempo y los apremios recibidos para su entrenamiento resigna su lucha y cuando ya es lo suficientemente fuerte como para arrancar sin mucho esfuerzo la cárcel que lo amarra, se habrá olvidado de que era posible.

Luego de la presunta salida del país de Marcela y Felipe Herrera Noble (al menos por ahora esos son sus nombres) fortalezco mi hipótesis de que cierta responsabilidad, a estas alturas, por parte de los jóvenes hay, para no esclarecer esta causa inédita.

La convivencia, la educación, la formación que tuvieron es la que al igual que al elefante, les impide poner fin a la odisea de muchos familiares y víctimas de la dictadura cívico militar.

La responsabilidad de estos dos jóvenes, que ya no son los dos bebés indefensos que algún asesino rodeado de una cadena de complicidad entregó a su apropiadora, pasa por no pegar un tirón y arrancar esa maldita estaca que los mantiene prisioneros de una identidad falsa.

La diferencia es que el elefante no piensa.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

y bue. si uno queda como un pelotudo, queda como un pelotudo, pero pienso: ¿Porqué no se hace el análisis a TODO lo que hay y se compara?, Por ej.:si llegara a saltar que algún perfil del cazoncillo (es un decir) de Felipe (otro decir) coincide con algún perfil de los que hay en el Banco la cosa se pondría interesante... y si salta que nada coincide, se odría meter violin en bolsa y seguir la causa con un perfil mas bajo en lo mediático.

Luisa Axpe dijo...

Es una muy buena metáfora, Gustavo. Te felicito.

Anónimo dijo...

No son los primeros que desean mantener la identidad conocida y la familia adoptiva y no quieren saber nada con el pasado.
Tampoco seràn los ùltimos.
La diferencia està en que por resentimiento hacia la Sra Herrera de Noble se los pisotea olvidando que ellos son victimas.
Que no reaccionan como nos gustarìa, pero victimas.
Tambièn seamos honestos abuelas se mandò varias cag.. una es la de Carlos Ignacio Mancuso, perseguido, humillado y sus padres biològicos y de crianza eran los mismos, demostrando que eran sus padres y las abuelas negandole la identidad...
Un poco de cordura equilibrio y humildad, se trata de personas no de objetos.
Un abrazo.
Mariana

leo dijo...

Antonio de Villa Celina.
Respecto a este tema y en relacion que un comentario. Estimo que no querer conocer su origen entra en el orden lo privado y estoy de acuerdo en que asi sea, pero cuando existe la posibilidad de un delito de accion publica como en este caso, ya no depende de mi. es la justicia que debe aclarar las responsabilidades de la señora Herrera