30/7/12

¿Por qué la Municipalidad quiere construir un edificio de 200 departamentos?

Este debió haber sido el título de la nota publicada por el Arq, Agustín Pinedo (Secretario de Obras Públicas del Gobierno Local) en el Diario La Verdad el domingo 29 de julio de 2012. Y lo decimos después de analizar el contenido de la misma: de los 143 renglones que componen la nota, solamente 19 (dos párrafos) están dedicados a explicar los fundamentos del traslado de la Terminal de Omnibus. El resto, 124 renglones (13 párrafos) están dedicados a justificar la necesidad y las bondades del edificio que se construiría en el predio vacante. De todo esto se desprende la siguiente pregunta: ¿cuál es el verdadero interés del Gobierno Local, trasladar la terminal o dar lugar a la construcción de un mega edificio en el mejor lugar de la ciudad? Como dirían los abogados, a confesión de partes relevo de pruebas…

Aun cuando se pueda coincidir con la necesidad del traslado de la Terminal de Omnibus, la falta de interés en debatir el tema, la aparición de una empresa cuasi fantasma, el desconocimiento público de las obras que se llevarían adelante, entre otras cuestiones, generan demasiadas dudas (sospechas?) sobre por qué el empecinamiento de avanzar sobre la cuestión contra viento y marea.

Recordemos que el proyecto de Ordenanza Municipal enviado por el Departamento Ejecutivo hace unos días, solamente consta de tres artículos: el primero para autorizar la venta del terreno de la actual terminal, el segundo autorizando el cambio en el FOT y densidad poblacional de la zona centro y el tercero de forma. Esto es lo más parecido a decir: como gané las elecciones y tengo mayoría en el Concejo “hago lo que quiero”.

Por qué los concejales no conocemos el proyecto de la nueva Terminal y del “futuro edificio” sino por los diarios?, por qué el proyecto no pasó por la Dirección de Planeamiento del Gobierno Local?, por qué no se respetan los mecanismos del Código de Planeamiento Urbano Ambiental para los cambios técnicos que se quieren implementar en él?, por qué no se pide la opinión del Consejo Asesor de Planeamiento, cuya opinión técnica debe ser de fundamental importancia para semejante obra pública local?, no sería el lugar actual de los Talleres Municipales el más apropiado para la futura Terminal de Omnibus?

Demasiadas preguntas sin respuestas. Una última para terminar: no habrá llegado el momento de poner límites a la prepotencia en la gestión de la cosa pública?

José María Banfi
Cecilia Avila
Concejales – Bloque Coalición Cívica Junín