9/5/12

El Municipio Transparente y el nuevo Municipio Paralelo

Ayer por la noche sesionó el Honorable Consejo Deliberante en la ciudad de Junín y como el Meonismo tiene mayoría, genuínamente obtenida en las urnas, aprobó a libro cerrado el Ejecutado 2011 y la ampliación del objeto social del Grupo Junín, una empresa conformada por 90% el Municipio, 5% la Sociedad de Comercio e Industria y el 5% el Sindicato de Empleados Municipales.

La sanción del ejecutado está flojísima de papeles. Empezando por haber gastado 34 millones más de lo previsto, siguiendo por el escandaléte de la tasa de espectáculos (deuda de 2.2 millones), y terminando por la caradurez de que el municipio compró medio millón de pesos en un almacen de barrio (con todo respeto al almacen Don Enrique), porque según los dichos del propio Secretario de Hacienda “es el único que nos aguanta”. No es una novedad la preferencia de esta gestión por los “Don”, ya que la mayoría de los materiales para la construcción los adquiere en el corralón “Don Emilio. Coincidencias quizá. Pero lo cierto es que ese medio millón de pesos podría rendir alrededor de un 20% más si se comprara con planificación y en un mayorísta. En definitiva.... Un mamaracho. Pero, con más sobervia que nunca y mayoría...,como diría Franchela.... a comeeeerlaaaaa. Eso si... los concejales oficialistas y todos los funcionarios del ejecutivo, empezando por Meoni, se llevaron puesto el título de Municipio Transparente que ostentaban (casualmente) desde septiembre de 2011.

Ahora habrá que esperar que el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires intervenga y haga las observaciones pertinentes, si es que así lo considera, aunque si analizamos con rigurosidad, los presupuestos de varios municipios quedaron chicos durante el 2011.

Respecto de la ampliación del objeto social del Grupo Junín, el tema tiene una profundidad más política que tapar agujeros con facturas raras y cartas documentos, como el presupuesto.

El Grupo Junín, con estas nuevas atribuciones, podría transformarse en un municipio paralelo, y casualmente, quien hoy está al frente no es el Dinosaurio Barney, sino el hombre más preparado políticamente que hasta hace unos meses era un aliado al intendente Meoni.
Más allá de la concepción ideológica con la que se piensa en una empresa como Grupo Junín, lo que intriga es la herramienta que significa en manos de alguien más habil que el Intendente. La construcción de viviendas y la gestión y otorgamiento de tierras implica una intervención muy determinante en el mercado inmobiliario de la ciudad, y eso, en una población con emergencia habitacional desde el año 96, es una palanca política indiscutible.

Damián Itoiz, responsable de la empresa, tendrá atribuciones que si sabe aprovechar puede lograr más que una buena gestión, ya que puede articular directamente con el Ministerio de Planificación Federal, con autoridades de la Televisión Digital, El Ministerio de Ciencia y tecnología y hasta con la secretaría de Obras y Servicios Públicos de la Nación, nada menos que en la antesala de dos años electorales: 2013 y 2015. En tiempos de ultras tecnologías Grupo Junín tiene una herramienta lista para transportar cosas, desde donde quiera hasta la casa del 60% de los habitantes de Junín: la red de Acerca. No es poca cosa para ofrecer.

La duda será si ese capital político, casi un Municipio Paralelo, que pueda acumular Itoiz pueda servir como posible refugio de Meoni, ante un eventual fracaso personal (la última vez que apostó, lo hizo por Cobos), o si el propio Itoiz intentará ser intendente como dijo hace poco al diario Democracia.

Al final, creo que no solo yo tengo esa duda. A estas alturas, salvo que hayan firmado un papiro prometiendo lealtas eterna o ruptura de códigos total, creo que esta duda también la tiene Meoni.