13/7/10

LA IGLESIA INTOLERANTE


Por Luis Gramuglia

En una sociedad democrática hay confrontación, hay pensamientos contrapuestos que requieren de discusiones que deberían discurrir sin agravios, sin descalificaciones insultantes, aceptando a quien piensa en forma diferente.
La jerarquía eclesiástica ha estado invocando la necesidad del diálogo, del consenso, de la tolerancia en cuanta oportunidad ha tenido, responsabilizando del supuesto estado de crispación al gobierno.

Pero cual máscara que se ha caído irremediablemente, en el tema del matrimonio igualitario, la Iglesia ha planteado lo que denomina la "guerra de Dios", tratando de imponer un criterio claramente inquisidor, desautorizando, ofendiendo a quienes osan opinar en sentido contrario.

Entonces, esa búsqueda de conformidad, de anuencia se ve deslegitimada por esa furia incontrolable que se expresa en la posición de los obispos liderados por el cardenal Bergoglio.
Demonizar, descalificar, denostar a las minorías homosexuales a quienes tratan de "enfermos" o "desviados" no habla muy bien de la caridad cristiana, del respeto y la comprensión que esas personas reclaman.

Es difícil pronosticar que ocurrirá en el Senado, pero de todos modos, las posiciones de unos y otros han quedado expuestas sin claroscuros.
Las mayorías en nuestro país están avalando los derechos civiles de esas minorías. No puede haber argentinos de primera y de segunda. Todos somos iguales ante la ley.
Y cada uno decide de que modo amar, con quien compartir su vida, si quiere o no tener hijos, si quiere o no adoptar, si quiere o no acudir a la fertilización asistida.
La procreación no es un fin en sí mismo para legitimar el matrimonio. Nadie está obligado, cuando forma una pareja, a tener descendencia.

La Iglesia Católica, tan rigurosa, tan inflexible en su posición contraria al matrimonio igualitario debería proponerse discutir el celibato en su seno para que sus pastores puedan hablar con propiedad de lo que significa tener una relación con quien uno desee.
Podría también sancionar severamente a los curas pedófilos que en nuestro país y en otros países del mundo han abusado de chicos a quienes dicen defender con su apelación a la "familia" con "mamá y papá".

Podría también expulsar de su seno al torturador cura won Wernich, a quien la justicia encontró culpable de graves violaciones a los derechos humanos y aceptar sin eufemismos de que modo fue cómplice de la dictadura cívico-militar.

Podría, en definitiva, dejar que cada uno haga su vida como mejor le plazca, sin intromisiones innecesarias,con las garantías que otorga la ley a todos los ciudadanos. Que, en todo caso, el dogma que reivindica sea aplicado a sus feligreses y que sean ellos quienes lo acepten y vivan de acuerdo con los principios de la Iglesia.

(*) Periodista, Integrante de Carta Abierta Junín

1 comentario:

leo dijo...

Gramuglia/Romans. La cupula de la iglesia es como es, alli coincido con Barragan, ¿se puede esperar algo distinto de esas personas? yo opino que no. Respecto a mlos creyentes, hay personas que creen pues asi olo sienten, mas alla de que duden si en esa creencia hay verdades y mentiras. La fe es como el amor, bastante ciego. Lo importante es que las iglesias se basan en mentiras, a modo de ejemplo, por un lado "creced y multiplicaos" y los curas no deben casarse, las monjas en una iglesia monogamica, estan todas casadas con el señor. Hasta el siglo 12 Jesus era hijo de maria y Jose, a partir de alli , ella Maria fue fecundada por el espiritu Santo. A partir de alli se concibio al sexo como pecado. ¿Y el creced y multiplicaos?. Luego sicen somos todos iguales ante los ojos del Señor, permito preguntarme ¿Los homosexuales y Lesbianas no son hijos del Sr? ¿No nos hizo a su imagen y semejanza?. Yo solo pido que catolicos, musulmanes, mormones,evangelistas, budistas etc etc pongan en practica un 15 % de lo que pregonan y Creanme el mundo pasara a ser casi un Paraiso. Con dolor por la ignorancia, por las penas de todos los excluidos, por pobres, negros, indios, malformados, por pensar distinto. los saludo con amor cristiano, mi nombre es Leontes o Rio del Leon o Nar el Leitani en sirio, mis amigos me dicen Leo, estoy bautizado en la Catedral Cordobesa.
Tenganme presente en vuestras oraciones